Visas de Prometido/A, Visas de Matrimonio, Visa K-1, Visa K-3, Visa K-4

Los Ángeles es un lugar popular de residencia para los inmigrantes y sus familias. Es la segunda área metropolitana más grande en los EE.UU., y el núcleo de población más grande en el oeste. Además, sus oportunidades de empleo y vibrante diversidad cultural la convierten en un destino deseable. La ciudad y sus alrededores son también muy populares para quienes llegan a los EE.UU. con visas basadas en el matrimonio.

K-1: visa para prometidos(as)

La visa K-1 para prometidos(as) es utilizada por los ciudadanos(as) extranjeros(as) que se han comprometido con ciudadanos/as estadounidenses y que desean residir en los Estados Unidos después del matrimonio. La visa permite que el ciudadano de EE.UU. traiga a su prometido(a) a los EE.UU. por un periodo de 90 días. Durante este tiempo, el prometido o la prometida extranjeros deben casarse con el ciudadano patrocinador, si no lo hacen, deberán regresar a su país de origen.

Aunque la visa K-1 tiene el propósito de permitir a los ciudadanos extranjeros ingresar a los EE.UU. con el fin de casarse, no hay ningún requisito legal de que los titulares de una visa K-1 se casen. Se les permite retractarse del compromiso, pero tienen que sufrir la consecuencia de tener que regresar a su país de origen.

Con el fin de calificar para una visa K-1, ambas partes deben ser libres de casarse, y el matrimonio debe ser legalmente posible en los Estados Unidos. En general, para que una visa K-1 sea aprobada, la pareja comprometida debe haberse conocido en persona en los últimos dos años. Sin embargo, a veces se concede una excepción por dificultad extrema. Por ejemplo, cuando un tabú cultural impide que los cónyuges se conozcan antes del matrimonio.

Si los novios se casan, el cónyuge inmigrante debe solicitar el estatus de residente permanente si él o ella desea continuar en los Estados Unidos. Un ciudadano extranjero que entra a los Estados Unidos con una visa K-1 puede traer consigo a sus hijos(as) menores que estén solteros, bajo una visa K-2.

K-3: Visa de cónyuge

Un cónyuge extranjero de un ciudadano estadounidense puede solicitar una visa K-3 para venir a los Estados Unidos. Una visa K-3, al igual que una visa K-1, otorga un estatus de no inmigrante, por lo que su tiempo de procesamiento es generalmente más rápido que la solicitud de una visa de inmigrante. Una visa K-3 permite que el o la cónyuge extranjero(a) resida en los EE.UU. mientras está a la espera de aprobación de su solicitud de visa de inmigrante.

Después de esto el o la cónyuge puede solicitar la residencia permanente en cualquier momento. Los titulares de visas K-3 pueden traer consigo hijos solteros menores de 21 años bajo una visa K-4. La visa K-3 tiene una validez de dos años, pero si los cónyuges se divorcian antes de que la solicitud de residencia permanente del cónyuge inmigrante sea aprobada, la visa K-3 termina 30 días después de finalizado el divorcio.

K4: Visas para niños

Cuando un titular de una visa K-3 tiene hijos menores de edad que él o ella desea traer a los Estados Unidos, se puede solicitar una visa K-4 para ellos. Esta visa permite a los solteros menores de 21 años ingresar al país con sus padres poseedores de una visa K-3.

La visa K-4 tiene la misma duración y terminación que una visa K-3. La visa K-4 tiene una validez de dos años o hasta que el niño cumpla los 21 años, lo que ocurra primero. Además, si el niño se casa, la visa K-4 expirará 30 días después de la boda.

El proceso

El proceso de solicitud de visa puede ser largo y arduo. Los pasos adecuados deben ser completados en su totalidad y sin errores, con el fin de completar con éxito el proceso. Nuestros abogados pueden guiarlo a través del proceso, que incluye los siguientes pasos:

  • Preparar las formas y llenar la petición
  • Solicitar la visa
  • Reunir la documentación adecuada
  • Completar el examen médico y obtener las vacunas requeridas
  • Aportar pruebas de una fuente de apoyo financiero para demostrar que el o la prometido(a) o cónyuge extranjeros no dependerán del Estado
  • Pagar las cuotas requeridas

Las visas K exigen el llenado y presentación de múltiples formas. Dependiendo de la situación, esto a menudo incluye alguna combinación de los siguientes:

  • Forma I-129F, Petición para Prometido(a) Extranjero(a)
  • Forma I-864, Declaración jurada de patrocinio económico bajo la sección 213A de la ley
  • Forma I-134, Declaración jurada de patrocinio
  • Forma I-485, Solicitud de residencia permanente o ajuste de estatus
  • Forma I-765, Solicitud de Autorización de Empleo
  • Forma G-325A, información biográfica
  • DS-160 Solicitud de Visa de No-Inmigrante en línea

En nuestras oficinas legales de inmigración en Los Ángeles, nuestros abogados completarán las formas y reunirán la documentación para que su caso sea procesado lo más eficientemente posible. Vamos a manejar su caso durante todo el proceso y le mantendremos actualizado e informado de su estatus.

Entrevista

Los solicitantes de visas K pueden ser requeridos para una entrevista de inmigración en la que un agente de inmigración examina a la pareja y determina si el matrimonio es legítimo o una farsa que se creó para evadir las leyes de inmigración de Estados Unidos.

La entrevista de la inmigración es uno de los puntos más comunes en las que pueden surgir problemas con la visa K. Sin embargo, nuestros abogados le ayudarán a llevar a cabo este proceso sin problemas, auxiliándolo para que pueda presentar su entrevista sin cometer errores críticos y trabajando para resolver posibles problemas con Inmigración de los Estados Unidos.

Negación

En general, la negación de una visa K es inapelable y no sujeta a revisión, por lo que es especialmente importante tener un buen abogado desde el principio, antes de que surjan los problemas. Las negativas a menudo resultan en meses o años de retrasos, y el Consulado de EE.UU. rara vez da razones para la denegación, por lo que es esencial que su aplicación inicial esté completa, correcta y cumpla con los requisitos para la visa.

Si usted está pensando inmigrar a los EE.UU. o traer a un ser querido al país con una visa de matrimonio, por favor, póngase en contacto con Joshua Goldstein, abogado de inmigración en Los Ángeles, al (213) 262-2000 para una consulta.