Demanda Exitosa de Mandamus

¿Su caso se ha quedado atorado? ¿O tal vez se ha estancado por años en un “proceso administrativo” o en las “revisiones de antecedentes”? Si este es su caso, es posible que desee saber más sobre una reciente victoria que nuestro equipo tuvo con una demanda de mandamus.

¿Por qué presentar una demanda mandamus?

Cuando una persona presenta una solicitud para una green card u otro beneficio de inmigración y parece estar moviéndose a buen ritmo pero de repente inexplicablemente se topa con una pared de retrasos, puede ser muy frustrante. Aún más frustrante es cuando estos misteriosos retrasos empiezan a prolongarse durante meses, y luego años, y ninguna cantidad de correos electrónicos que envíe, citas en InfoPass a las que asista, o discusiones del caso que tenga con la gente a través de los canales administrativos apropiados parece ayudar al avance del caso. Mi equipo ha visto que esto sucede con más frecuencia con las solicitudes de naturalización o peticiones de visa de inmigrante para familiares que viven en el exterior. Cuando este tipo de retardo ocurre, puede ser el momento de pensar en presentar una demanda mandamus.

El propósito de este tipo de demanda mandamus es responsabilizar al gobierno. Los diversos brazos de inmigración de Estados Unidos están obligados por sus propios estatutos y regulaciones a tomar una decisión sobre una solicitud – ellos tienen que, o bien conceder la solicitud o denegarla. El gobierno no puede simplemente dejar el solicitante en el limbo para siempre. Así mediante la presentación de una demanda mandamus, ya sea Ciudadanía y Servicios de Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) o el Departamento de Estado de EE.UU.  están siendo recordados de esta responsabilidad y se les obliga a tomar una decisión. La presentación de este tipo de demanda no significa que se aprobará definitivamente la aplicación que ha quedado atascada, pero sí quiere decir que el horrible período de espera e incertidumbre finalmente llegará a su fin y que usted será capaz de seguir adelante con su vida sabiendo que se tomó una decisión para su caso.

La situación de nuestros clientes: Atascado en el limbo del “proceso administrativo”

Mi oficina recientemente ha tenido a algunos clientes que se toparon con este problema. La esposa ciudadana de los Estados Unidos, Sarai*, había presentado una petición de visa de inmigrante en nombre de su marido, Abdul, un ciudadano de Irán, en 2011. La petición I-130 fue aprobado dentro de los tiempos normales de procesamiento, el Centro Nacional de Visas recibió todas las formas apropiadas y documentos de soporte, y la aplicación se habían remitido al consulado en Qatar, donde Abdul se había trasladado para vivir y trabajar. En 2013, Abdul fue informado que había sido programado para una entrevista de visa de inmigrante. Obtuvo todas las autorizaciones necesarias de la policía y completó su examen médico, luego se fue a su entrevista de visa en 2013, y…nada. Esperó, comprobó todos los días el estatus de su solicitud a través de la página web de la embajada, y aún no había alguna decisión. Los retrasos se prolongaron y siguieron y siguieron y la única explicación que obtenían era que el caso estaba bajo “proceso administrativo”.

Sarai y Abdul, ambos profesionales muy exitosos, estaban recién casados y tenía un niño pequeño. Sin embargo, debido a los retrasos con visa de Abdul, se vieron obligados a pasar más y más tiempo separados. Sarai tuvo problemas para cuidar de su bebé sola en los Estados Unidos mientras intentaba trabajar medio tiempo y terminar su grado en psicología clínica. Mientras tanto, Abdul tuvo dificultades para continuar con su vida profesional, lejos de su familia, renovando su visa de trabajo en Qatar y comprometiéndose a más tiempo en el extranjero, y dentro de todo ese tiempo también tenía la incertidumbre de no saber cuándo podría ser obligado a dejar todo para trasladarse a los Estados Unidos para reunirse a su esposa e hijo.

Para cuando llegaron a mi oficina, habían llegado al final de sus posibilidades, la incertidumbre estaba cobrando un alto costo en sus vidas y en su bienestar emocional. Habían intentado todo lo que podía pensar para averiguar el estatus del caso y para ver si podían hacer que avanzara, pero se mantuvo tercamente atascado. Hablamos sobre sus opciones y sobre la posibilidad de presentar una demanda mandamus. Les expliqué que muy probablemente esta demanda lograría hacer que el caso dejara de estar atascado, lo que les conseguiría una respuesta a la solicitud para que pudieran seguir adelante con sus vidas y tomar otras decisiones importantes.

Demanda mandamus: de principio a fin

Al final decidieron presentar la demanda. Les ayudamos con el proceso, y a pocos meses de presentarla empezamos a ver algunos avances. Nos informaron de que la Embajada de Estados Unidos en Qatar iba a revisar el caso de nuevo y a tomar una decisión. Poco después, Abdul recibió una llamada de un representante de la Embajada de Estados Unidos en Qatar. Se le dijo que iba a recibir información a través de página web de la embajada para seguimiento de estatus de casos y que sería necesario que “actualizara” diversos documentos, como su examen médico, sus certificados de antecedentes policiacos, y que tendría que proporcionarle a la embajada un pasaporte válido sin expirar. Todos estos documentos fueron actualizados y entregados a la embajada. Y, cerca de un mes después, Abdul recibió una decisión positiva en su caso ¡y obtuvo su visa de inmigrante! ¡Éxito!

Abdul y Sarai estaban emocionados. Sarai se había trasladado a Qatar por un tiempo para estar con Abdul, y ahora ellos dos y su hijo podían viajar de regreso a Estados Unidos juntos como una familia. Después de 5 años de matrimonio y de un recurrente patrón de pausas en sus vidas, finalmente fueron capaces de comenzar a construir una vida juntos aquí en los Estados Unidos. Estamos muy felices por ellos y nos alegró mucho poder ser parte de la ayuda para reunir a su familia.

¿Cómo pueden ayudarle las Oficinas Legales de Joshua Goldstein?

La presentación de una demanda mandamus es un proceso complicado y confuso. Pero si su caso se ha estancado durante muchos meses o años, ésta puede ser la solución. Si esto es lo que le está sucediendo, lo mejor es contratar a un experimentado abogado de inmigración.

Nuestro equipo de experimentados abogados de inmigración son expertos en la preparación de demandas de mandamus y en ayudar a los clientes a obtener las conclusiones que necesitan en sus casos. Si tiene preguntas sobre el proceso de presentación de una demanda mandamus y quiere saber más, llame a los experimentados abogados de inmigración en las Oficinas Legales de Joshua Goldstein hoy mismo para programar una consulta.

*Por favor tenga en cuenta que los nombres y detalles han sido cambiados para proteger la confidencialidad del cliente.